Artesanía Textil Santiago Geijo

Dentro de la decisión personal que podamos tomar para seguir conociendo la inmensa pluralidad geográfica de que disfruta nuestra España, podemos tomar rumbo Noroeste y adentrarnos en la provincia de León donde, poco común, de dar con lugares donde la Artesanía goza de un trato especial por sí y por la historia de los propios lugares.

Uno de esos rincones de referencia Artesana es Val de San Lorenzo donde la Artesanía Textil ha sido su referencia en el compendio de varias generaciones y que después de ser, durante mucho tiempo, un elemento colaborador en las economías familiares del pueblo y de todas las zonas colindantes pasó a ser la base principal de sus economías en tanto en cuanto el arrojo de José Cordero Geijo trajo al pueblo la elaboración de mantas de una forma más productiva para todos los Artesanos ya que incorporaba por primera vez un "telar" que como toda "cuestión Artesana" de la época (1858) era guardado como preciado secreto en otros lugares y que pudo ser memorizado por partes y personas para construir y utilizar.

   

De esta forma, y ya en los años 40 del siglo anterior, un "Geijo" de sangre y apellido se dedicaba a la fabricación de mantas y unos años más tarde comenzó con la elaboración artesanal de calcetines, chaquetas, jerséis,... Es verdad que en aquellos inseguros e impredecibles momentos era una osadía tal pretensión, pero estaba claro que la tenacidad y arrojo de un "maragato" no podría traer como consecuencia otra cosa que no fuera un éxito que aún perdura en nuestro días y que ha sido mejorado y potenciado por su tercera generación.

Podríamos hacer tediosa esta presentación si en ella pretendiésemos mostrar todo aquello cuanto Vds. pueden disfrutar con su presencia, es por ello que se impone una visita a Val de San Lorenzo y a ésta su tienda “Artesanía Textil Santiago Geijo”, para poder ver jerséis, calcetines, guantes, chaquetas, gorros, bufandas, mantas de cama o de sofá y un sinfín de artículos más que puede adquirir siempre de modo real tanto en precio como en calidad y con la ventaja de que son artículos exclusivos ya que todos ellos son diferentes.

Todo cobra otra dimensión cuando observamos la Artesanía en estado puro y sobre todo cuando hacemos palpable el esfuerzo realizado por mantenerse en el mercado de la competitividad. Es más de lo esperábamos; no solo hacemos Artesanía con la lana, sino que el abanico de posibilidades se amplía con el algodón haciendo que, incluso en épocas estivales, la venta de este tipo de artículos tenga sentido. Se combina pues prendas de abrigo y prendas frescas dependiendo de la época del año, con un denominador común que es la elaboración a mano.

También tiene la posibilidad de poder realizar su propio jersey o chaqueta, bufanda, tapiz, etc. con una amplia gama de colores de lana y algodón de varios grosores de los que disponemos.

Hospitalidad y buen-hacer son nuestros grandes principios. La Artesanía la mantiene tanto quien la realiza como quien la disfruta.

Le esperamos…